domingo, 16 de octubre de 2011

El perro de los Baskerville




Todo empezó una noche en la que Charles Baskerville salió por el páramo a dar un paseo del que jamás volvería. Fue asesinado a traición por la espalda y no hubo testigos, solo un campesino asustado que afirmaba que Sir Charles fue atacado por un dogo gigante de piel negra y aire siniestro.
Retrocediendo en el tiempo, un pariente de Sir Charles, Sir Hugo Baskerville, murió en circunstancias muy similares. Desde entonces, todos los que saben de la muerte piensan que Sir Hugo había hecho un pacto con el diablo, que desembocó en la maldición de los Baskerville.
Sherlock Holmes fue llamado para investigar el suceso y aceptó de buen grado.
Watson, el aprendiz de Holmes, conoció al actual residente de la mansión Baskerville, Sir Henry Baskerville, el sobrino de Sir Charles. Éste se sintió amenazado por la ya pasada muerte de su tío y Watson aceptó mudarse a su mansión para averiguar la causa de la muerte de Sir Charles.
Allí Watson se enteraría de muchos secretos que guardaba Sir Charles e informaría de ellos a Holmes. Pero todo no es lo que parece. Holmes y Watson no lo sabían todavía, pero este misterio iba a generar más y más incógnitas sobre los Baskerville y, tal vez, descubriesen una verdad que llevaba oculta más de cien años.
Éste será el principio de un misterio tan oscuro como aquella noche que inició “la maldición de los Baskerville”.
Tanto Agatha Christie como Sir Arthur Conan Doyle son los mayores exponentes de las novelas policíacas, cuyo suspense cautiva a todo lector.
Sir Arthur Conan Doyle narra la historia de manera fácil y ágil, y utiliza muchos recursos literarios debido al amplio vocabulario que demuestra poseer.
El libro, creo, engancha como pocos. Y es que la lectura, como diría Sherlock Holmes, es un placer elemental.



Cristian Martínez Peñalver (1º Bach A. 2011)

1 comentario:

  1. María Consuelo Moreno Bravo23 de septiembre de 2012, 13:06

    Desde mi punto de vista, este libro es uno de los que mejores que he leído, porque no solamente consiguió engancharme de una manera espectacular, sino que también volvería a leerlo mil veces más, una de las partes que más me gusta es cuando Sir Charles y Watson comienzan a investigar sobre los comportamientos y los paseos nocturnos del criado de la mansión, así como cuando Watson comienza a investigar a un extraño hombre que ve en el páramo que resulta ser para él conocido, porque son unas de las escenas de la novela con más intriga y misterio; el principio de la novela destaca para mí también porque me impactó cuando se leí las circunstancias, por decir de alguna manera, la historia que se contaba en la que supuestamente había muerto Sir Hugo Baskerville

    ResponderEliminar