jueves, 3 de enero de 2013

La bibliotecaria de Auschwitz




La protagonista de esta historia es Dita Adlerova. Ella era una niña feliz, arropada por su familia, inquieta y revoltosa, una niña con las preocupaciones normales de su edad, que creció en el seno de una familia de clase alta judía. Esto último la llevó a un campo de exterminio junto con su familia cuando estalló la guerra con los alemanes, un acto de genocidio sin precedentes en la historia de la humanidad. Tras pasar por campos de exterminio como el de Terezín, acabaron en el temido campo de Auschwitz Birkenau, en el que el valor de una bala era mayor que el de cualquier vida judía, donde se encontraban sanguinarios como el doctor Mengele, conocido también como Doctor Muerte. Sin embargo, el bloque 31 era una excepción dentro de ese gran infierno. Se trataba de un bloque familiar, el único en el que había niños. Surgió con la intención de ocultar al resto del mundo las atrocidades que allí se cometían durante la guerra y mostrar que se mantenía el núcleo familiar a pesar de estar presos y realizar trabajos para “la comunidad”. El líder de este bloque es un preso alemán de origen judío. Este líder, de nombre Fredy Hirsch , es un hombre de valor, astuto, que consigue plantarle cara a sus superiores y organiza actividades lúdicas con lo poco que tiene para que los niños se olviden aunque sea por pequeños instantes de que la guerra existe, demostrando que no es necesaria un aula para aprender, sólo una persona que comparta sus conocimientos. Este bloque cuenta con algo de gran valor, prohibido como casi todas las cosas en Auschwitchz: cuenta con 8 libros que aunque ya afectados por el paso del tiempo son de gran ayuda. Dita es la encargada de ocultar y cuidar de estos ejemplares a costa de su propia vida, algo que le hará mantener la ilusión y de lo que está orgullosa aunque lo mantenga en secreto ya que ni siquiera su madre lo sepa. En Fredy Hirsch verá un ejemplo a seguir, alguien en quien confiar y a quien pedir consejo. Sin embargo, Auswitchz sacar lo peor de todos, incluso los secretos más ocultos. Durante la guerra conocerá la desesperación humana, los instintos más primitivos del ser humano, la soledad y se replanteará el valor de su propia existencia, aunque nunca perderá la esperanza y el humor que la mantienen con vida.
Esta novela está basada en hechos reales por lo que a pesar de que al tratar temas como el genocidio nazi ya la hace impactante, impacta aún más. No solo relata las penurias propias de los campos de concentración, también encontramos historias de amistad, amor e ilusión. Narrada de una manera sencilla y elegante.  En mi opinión es una historia muy completa y entretenida a pesar del duro reflejo de la realidad  en la que vivían. La recomendaría sin lugar a dudas.

Rosana Esquinas López (2º Bach C. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario