viernes, 25 de noviembre de 2011

La llave de Sarah



Este libro cuenta dos historias de forma paralela:


Por un lado está la historia de Julia, periodista, casada y con una hija. La historia de Julia comienza cuando su jefe le manda el trabajo de buscar y recoger información sobre la Rafle du Vél d'Hiv, donde miles de judíos fueron sacados de su casa en plena noche y trasladados sin retorno a campos de concentración. Durante su investigación, a Julia le dan aquellos nombres de quienes fallecieron en los campos de concentración y viajaron en ese tren. Le llama la atención el nombre de Sarah Starzynski, de quien se sabe que fue deportada pero nada se sabe de ella después. No tiene fecha de muerte ni de liberación en el campo. Poco a poco, Julia va descubriendo detalles de la vida de Sarah, una niña judía de diez años, quien consiguió escapar del campo de concentración y fue acogida por un matrimonio de ancianos. Día a día, Julia va enfrascándose más en esta investigación, terminando por poner en peligro su matrimonio. Para saber el final de la historia de Sarah, Julia debe viajar a EEUU. Aunque puede que no todo salga como ella quiera...


Por el otro lado, el libro trata la historia de Sarah, arrastrada la noche del 16 de julio de 1942 por la policía francesa, junto a su familia, de su apartamento de París.Momentos antes de ser llevados, Sarah encierra a su hermano pequeño enfermo bajo llave en una especie de escondrijo que tienen en la pared. Sarah se lleva la llave consigo, esperando volver pronto para poder abrirle a su hermano pequeño. Lo que ella no sabía era el verdadero propósito de aquellos policías.Los conducen junto a miles de familias judías más a un tren, el cual los conducirá a un campo de concentración, sometiéndolos a un inhumano viaje sin agua, comida, ni sitio donde sentarse.Al llegar al campo separan a los hombres de las mujeres y niños, y más tarde a estos últimos de sus madres.Sarah no aguanta estar allí, rodeada de niños enfermos, hambrientos, que van muriendo poco a poco. Junto con otra niña, escapa del campo y es acogida por un matrimonio de ancianos. Allí su amiga cae enferma y solo ella entonces permanece junto a la pareja. Sarah piensa constantemente en su hermano, quien debía estar esperándola, escondido. Finalmente parte a París, acompañada por el matrimonio. Pero para llegar hasta a su hermano, antes deben conseguir pasar inadvertidos ante la policía que vigila la entrada y salida de aquellos que se transportan por toda Francia.


La llave de Sarah es un relato con personajes ficticios, pero con una trama totalmente real. Ambientada en la Francia nazi del cuarenta y dos, nos abre los ojos al daño que este poder hizo en los más débiles. Una historia dura que en ningún momento abandona la realidad. Ciertamente, es un buen libro para leer. Claro, sencillo y que te absorbe desde el principio.




Mª Ángeles Lozano (1º Bach A. 2011)

1 comentario:

  1. Desde que leí el niño con el pijama de rayas me interese mucho por este tipo de libros, que relatan lo sucedido en los años 30 sobre el holocausto nazi.
    Me han hablado mucho, y bien, del libro. Me gustaría mucho poder leérmelo estas vacaciones.

    ResponderEliminar