lunes, 31 de enero de 2011

Carmilla (La mujer vampiro)


Laura es la chica protagonista de la historia. Vive en un castillo alejado de la ciudad, no tiene amigos y vive con su padre y algunos sirvientes. La primera vez que Laura ve a Carmilla, la mujer vampiro, fue cuando ella solo tenía seis años. La primera vez que tuvo una amiga fue cuando Laura se durmió en los brazos de Carmilla, y la niña se despertó sobresaltada al sentir debajo del cuello como dos agujas clavándosele. Todos los sirvientes al escuchar sus gritos fueron rápidamente a su habitación, examinaron a la chica y no tenía marca alguna de lo sucedido. No le volvió a pasar esa sensación tan extraña hasta que después de mucho tiempo Carmilla vuelve a aparecer en el castillo de Laura cuando tiene o insinúa tener un accidente en el carruaje en el que viajaba. Su madre tiene que hacer un viaje muy largo así que decide que Carmilla debe quedarse con ellos para su recuperación y hasta que su madre vuelva.
Lo último de la historia se desarrolla como si fuera y se estuviera contando una novela de misterio y una sensación extraña hacia la protagonista que al final acaba siendo síntoma de un enamoramiento.

Es un libro que se cuenta desde el punto de vista de la protagonista. Cuenta cada hecho de lo que va sucediendo en la historia. Mi opinión sobre el libro es que ha sido un poco aburrido. Hay momentos en la historia en los que van pasando hechos extraordinarios. Hay algunas partes que me gustan y otras no, pero el libro en general está bastante bien.


Celia Díaz Muñoz (2º ESO B. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario