miércoles, 2 de noviembre de 2011

El mundo subterráneo



Si gano soy un genio. Si pierdo estoy loco. No voy a revelar si ganó o perdió, lo que puedo decir con total seguridad es que era un genio. Descendiente de una familia de criminales, movido por aires de grandeza y una exacerbada inteligencia, cruzó la línea de lo natural y sobrenatural con una frialdad que encandila. Su corta edad y difíciles circunstancias pueden hacerlo parecer siniestro. Pero Artemis solo es un niño que cree en la magia, jugando a juegos de mayores. Juegos a los que pocos mayores se atreverían a jugar, a decir verdad. Del otro lado, o mejor dicho, desde abajo, un mundo revelador, muy diferente a como lo hemos imaginado tantas veces. Regido por política, cargos y normas, siendo muchos los valientes que se atrevían a incumplirlas con mejor o peor suerte. Un mundo marcado por estereotipos ‘terrestres’ que quedan rotos desde el principio, desde Holly, cuyas orejas puntiagudas, coraje y osadía, nos demuestran que ninguna misión queda grande a una elfa de 1’51 metros.
Desde las primeras páginas, la historia invita a continuar leyendo, por la forma en que los mismos personajes se ocultan información, los diferentes puntos de vista y las acciones inesperadas. No sabría decir cuántas veces cambié de bando. En definitiva, un libro perfecto para los que busquen algo fantástico, emocionante y mágico.


Celia Ponce Parra (1º Bach A. 2011)

1 comentario:

  1. No había oído había hablar sobre este libro, pero con leer la descripción me dan ganas de ir a la biblioteca a sacarlo pero ya :)

    ResponderEliminar