lunes, 22 de noviembre de 2010

La bombonera de los horrores


Todo empieza cuando los padres de Rory compran un coche. Cuando lo traen ella y su esposo se van a probarlo, mientras sus hijos se quedan en casa probando el navegador. De repente cae un rayo y se va la luz. Cuando vienen sus padres les cuentan el desastre.
Esa noche, Rory ve que el despertador empieza a hacer ruidos y pone “Rory: Odio”. Se asusta mucho; y a la mañana siguiente todos los electrodomésticos parecen haberse vueltos locos.
Cuando por la noche sus padres se van a casa de unos amigos, todos los cacharros eléctricos quieren matarlos a él y a su hermana. Después de intentar escaparse consiguen subirse en el coche, y creen que están a salvo. Pero entonces se bajan los pestillos y el navegador empieza a hablar. Suponen que lo ha puesto a funcionar su padre, e intentan frenar. Pero el navegador indica un lugar y no les deja frenar. Los conduce a un puente en obras y antes de despeñarlos les dice: “Ha llegado a su destino”.
Me ha gustado mucho esta obra, porque te deja con la intriga hasta el final. Lo recomiendo.


Cristina Gallart Carbonell (2º ESO D. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario