sábado, 13 de noviembre de 2010

Payasos en la lavadora


Álex de la Iglesia cuenta en esta novela corta de humor las vivencias de Juan Carlos Satrústegui, un poeta fracasado lleno de rencor e ira hacia Marcuse, el crítico de su último libro de poesía. Durante la semana grande de Bilbao, Satrústegui entra en un bucle de destrucción a caballo entre la más refinada literatura y la más zafia cultura popular, uniendo a Schopenhauer y a Dostovieski con Los Cuatro Fantásticos, las cortezas de cerdo y Carmen Miranda.
Con su único humor negro, Álex de la Iglesia nos adentra en la paranoia y el delirio del protagonista, quien se ahoga en la zafiedad de la semana grande, donde no faltan ni alcohol y drogas ni burdeles ni grupos terroristas. Poco a poco el autor nos hace ver cómo Satrústegui se siente como un Mesías rodeado de una sociedad mediocre y nos descubre cuáles son los mecanismos que le hacen volverse loco para consumar su venganza hacia el crítico, desde los amores juveniles hasta los helados flagolosina, todo hilado con el anuncio de Micolor en el que aparecían dos payasos.
Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien leyendo un libro, tiene el sello inconfundible del escritor/director bilbaíno (‘El día de la Bestia’, ‘La Comunidad’) Se hace muy amena y rápida de leer, sin tener ningún tipo de pretensión, terminando en un bizarro libro de filosofía adornado con recuerdos del propio autor.



Juan Francisco García Miñano (1º Bachillerato F. 2010)

1 comentario:

  1. Enhorabuena por la reseña, muy madura para un crítico tan joven. Ánimo a esta cantera.

    ResponderEliminar