jueves, 11 de noviembre de 2010

El juego de la verdad


Nora vuelve al instituto después de dos meses de vacaciones sin ver a su mejor amiga, Sabina, con la que solía estar casi a diario.
Para su sorpresa, al llegar, Sabina ni le saluda. Ahora ella se juntaba con Fanny, una chica con aires de superioridad y muy egocéntrica, lo que obligaba a Sabina a comportarse como ella para no sentirse inferior.
Karin, la típica chica lista, sin amigos y un tanto rara, al ver a Nora sola, intenta trabar amistad con ella, pero a Nora le daba demasiada vergüenza que la vieran con ella.
En los siguientes días Nora, en un intento de recuperar la amistad de Sabina, intenta incorporarse al grupo con más éxito del instituto que ahora formaban Sabina, Fanny, y dos chicos más, Tobbe y Emil.
Pero ahora Sabina tan sólo se centraba en mantener contenta a Fanny y en mirar a Tobbe.
En un ataque de rabia, Nora roba el discman de Sabina, pero es vista por Karin.
Al día siguiente Karin intenta mantener una conversación de amigas con Nora, pero Nora le dice que se aparte. En ese momento Karin le confiesa que la vio robando el discman de Sabina; y que ahora, quisiera o no, tenían un secreto en común.
Así que Nora accede, y empieza a mantener una amistad con Karin, pero en secreto.
Al poco tiempo Sabina y Fanny las descubren y comienzan a ganarse a Nora, para después jugársela a Karin.
En una fiesta que organiza Fanny en su casa, invitando a una gran cantidad de gente del instituto, incluidas Nora y Karin, Sabina y Fanny convencen a Nora para ridiculizar a Karin delante de todos.
Nora accede y Karin es ridiculizada antes todos, provocando su marcha del instituto.
Nora se arrepiente y en un intento desesperado, vuelve a casa de Karin para pedir perdón.

Isabel Clemente Díaz (1º Bachillerato F. 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario