martes, 20 de marzo de 2012

El misterio de la cripta embrujada



Un paciente que estaba en un psiquiátrico catalán es liberado para que descubra lo que ha pasado con una niña que estaba en el colegio femenino de las madres lazarillas de San Gervasio, donde estudian las hijas de las familias más adineradas de Barcelona. En 1971 ya desapareció de allí una niña, y al día siguiente fue encontrada sin saber qué decir.

El paciente visita a su hermana Cándida, prostituta del barrio chino de Barcelona, que no lo recibe con alegría precisamente. Su novio, un sueco joven y fornido, se enfrenta al paciente y es asesinado por éste. Cuando la policía descubre el cuerpo detienen a Cándida, aunque el paciente logra escapar.

Luego se dirige a interrogar al jardinero de San Gervasio, al que suministra una bebida con un buen montón de pastillas dentro. Pero lo único que consigue es el nombre del anterior jardinero, que era quien estaba cuando se produjo la anterior desaparición. Hablan bastante de Isabel Peraplana (la niña desaparecida en 1971) y el paciente decide visitarla. La chica se está preparando para su boda y, ante las preguntas sobre qué ocurrió hace años, dice estar con la mente en blanco. Llega la policía y el paciente tiene el tiempo justo de huir, saltando por una ventana.

Entonces visita a Mercedes Negrer, antigua amiga de Isabel Peraplana, que ahora trabaja de maestra. Le dice que aquella noche Isabel se metió en un pasadizo subterráneo; después vio una mosca gigante y a Isabel, la cual le dio un beso, Había también un cadáver en aquella cripta.

Al día siguiente, Isabel Peraplana se suicida, sin que el paciente pueda volver a hablar con ella.

¿Qué ocurrió realmente en 1971 en aquella cripta? ¿Qué está volviendo a ocurrir ahora?


Carmen Mª Lozano (2º ESO B. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario