domingo, 5 de febrero de 2012

La dulce envenenadora



Linnea Ravaska, una viuda octogenaria conocida como “la coronela” por ser viuda del coronel Ravaska, debería llevar una vida tranquila y sin sobresaltos, en su casita de campo de los alrededores de Helsinki, y así sería si no fuera por su nieto Kauko y sus mal encarados amigos Jari y Pera que le roban el dinero de su pensión todos los meses, la maltratan a ella y a su gato y la chantajean hasta que ella se asusta y harta de esta situación, se escapa. Al escaparse los denuncia a la policía sin mucho éxito ya que estos no pusieron mucho interés en buscarlos y detenerlos, sentenciando así la muerte de la pobre Linnea que encuentra ayuda y cobijo en la casa de un viejo amigo de la familia el doctor Joaakko Kivistö en Helsinki.
La venganza de Kauko y sus secuaces no se hace de esperar y empiezan a sucederse una serie de situaciones rocambolescas y surrealistas en las que el autor Arto Paasilinna expone brillantemente y con estilo ágil, conciso y sin adornos los problemas de nuestra sociedad capitalista como: el alcoholismo, la juventud perdida y sin valores morales, el sida, el maltrato a la mujer, la corrupción, la violencia, las drogas, la prostitución, abuso de poder, falta de respeto a la tercera edad, etc.
Está escrita en clave de humor británico y frío, a la vez que encierra ternura e ingenua crueldad; pues la protagonista conserva toda su lucidez y comprende que es ella quien tiene que defenderse de sus maltratadores y que nadie la va a ayudar. Las armas que encuentra para defender su vida y su dignidad son una antigua pistola parabellum y una jeringuilla llena de veneno casero, y esto unido a su imagen de viejecita candorosa e inocente serán sus verdaderas armas para desarmar a todos.
Es una historia fácil de leer y que te atrapa desde la primera página, donde el autor critica a la sociedad actual y nos da a entender que al final de nuestra vida todo el mal que hayamos hecho en la tierra lo pagaremos en el “infierno”.


Rosana Esquinas (1º Bach F. 2012)

1 comentario:

  1. Una historia con un trasfondo duro pero tratada con mucha ironía y humor: el maltrato de los ancianos y los jóvenes desarraigados, alcoholizados y violentos. Una heroína falsamente ingenua y muy, muy cruel y unos maltratadores que acaban siendo maltratados. A ratos es bastante divertida, pero el final es flojito. Para pasar el rato, pero no penséis que vais a leer una de las grandes obras de la literatura universal.

    ResponderEliminar