sábado, 25 de febrero de 2012

Invisibles



El libro cuenta una gran aventura de un grupo de chicos de un colegio.
La historia comienza así: uno de los alumnos, por su cumpleaños, repartió a todos sus compañeros unos caramelos. Cuando ya estaban todos repartidos fue cuando uno de los alumnos desapareció del aula y del colegio. Por un momento todos creyeron que se había ido al baño o algo por estilo, pero al ver que también había desaparecido otra alumna empezaron a sospechar. Cuando salieron de clase y se dirigieron al patio todos los alumnos se tomaron el caramelo y de repente no había ningún alumno de 4ºA: solo quedaba la profesora. Entonces esta empezó a pensar que se habían escapado para no dar clase, pero al rato la profesora de Inglés se acercó al aula para dar clase, se sorprendió al no ver a ningún alumno y fue corriendo a avisar a la profesora de que no había ningún alumno. Las profesoras empezaron a hacerse preguntas mutuamente de cómo había podido ocurrir aquella desaparición de los alumnos.
Mientras los alumnos habían descubierto que habían desaparecido, que eran invisibles. Entonces se acordaron de los caramelos y se dirigieron a la tienda para preguntarle a la dueña, que era la única que los veía, qué contenían los caramelos. Entonces la dueña les dijo que los caramelos estaban llenos de una sustancia que al tomarla te volvías invisible, como les había pasado a ellos. Entonces los chicos fueron en busca de la profesora para quitarle el caramelo antes de tomárselo. Total, que se lo cogieron y la salvaron de que se lo tomase. Esta historia es fantástica ya que los alumnos podían ver pero las profesoras a ellos no.


Eugenia Miñano Egea (2º ESO B. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario