martes, 14 de febrero de 2012

Ghostgirl



Charlotte quiere hacerse popular, pero sus compañeros se burlan de ella. Ella no sabía lo que le iba a pasar...

Un día, comiendo ositos de gominola en la puerta del recreo del instituto, mientras se comía el último osito, se atragantó; y empezó a chillar. Pero como nadie le hacía caso se murió en el instituto.

Ella se quería hacer popular aunque estuviera muerta. Lo intentó, pero nadie le hacía caso. Hasta que un día, en la fiesta de otoño, se elevó el humo y salió Charlotte. Entonces dijo uno: "Mira, la que quería ser popular y ha estado intentándonos ayudar. Conmigo lo ha conseguido".

Entonces todos se dieron la mano, y empezaron a llorar, y dijeron: "Reza por mí, Charlotte".

Entonces, para no olvidar a Charlotte pusieron en una pared: "Los amigos son como estrellas. No los ves, pero sabes que están allí".

Charlotte se puso a llorar y dijo: "Mi misión ha terminado".


José María Ramírez López (1º ESO C. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario