jueves, 12 de abril de 2012

Ningún lugar seguro



Abdul, un joven iraquí, se desprende de su lugar de origen para conquistar una nueva y mejor vida. Esa nueva vida la sitúa en tierras inglesas.
Después de muchos intentos, consigue colarse dentro de una embarcación de un contrabandista con dirección a Inglaterra. En ella, conoce a Rosalía, una joven romaní, y a Cheslav, un joven ruso, ambos con el mismo propósito que Abdul.
La vida de inmigrante es muy dura, y apenas confían en su propia sombra. Esto hace que su convivencia sea difícil aun teniendo el mismo propósito. Estalla una tormenta en medio del mar y su supervivencia depende de la solidaridad y el compañerismo.
¿Lograrán sobrevivir?
Deborah Ellis consigue transmitir con este libro la dura vida de cualquier inmigrante, las condiciones a las que son sometidao por los nativos del lugar. Es muy importante, para llegar a un mundo igualitario, que empecemos los países más aventajados a darnos cuenta de lo que sufren estas personas y que, en cualquier momento, cualquiera de nosotros también podemos necesitar lo que ellos necesitan.


José Mª Sánchez Salas (1º Bach A. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario