domingo, 29 de abril de 2012

Cinder




Cinder vive en Nueva Pekín, en una sociedad muy avanzada tecnológicamente; pero que no es capaz de hacer frente a una epidemia que se extiende cada vez más por todas partes, que está costando miles de vidas y que hasta amenaza con llevarse la vida del rey de la Comunidad.
Al mismo tiempo, la soberana lunar, Levana, amenaza con declarar la guerra a la Tierra si no se establece un acuerdo en el que se una en matrimonio con el rey de la Comunidad, que tendrá que elegir entre la paz o la libertad para su pueblo.
Cinder es la mejor mecánica de Nueva Pekín, pero eso no quita que siga siendo una ciborg, una humana que tras haber sufrido un accidente no pudo conservar todas las partes de su cuerpo y tuvieron que rehacerla de metal.
Vive con su madrastra y sus dos hermanastras, que le hacen la vida imposible. Suerte que tiene a su hermanastra Peony, su mejor amiga, y una androide muy peculiar llamada Iko, que le ayudan a hacer su vida un poco menos pesada. Sobre su verdadera familia no sabe nada, solo que un hombre la adoptó y murió cuando ella era muy joven, dejándola con su madrastra y sus hermanastras.
Un día conoce  al príncipe Kai por casualidad, cuando este le pide que repare su androide, que se ha estropeado y es de mucha importancia. Y ella intenta que este no note que es una ciborg, encandilada por el hombre que tiene rendidas a miles de chicas en todo el país; pero que se fija en ella.
El pánico envuelve Nueva Pekín y se deciden implantar las levas ciborg, destinadas a recoger muchachas ciborg para que les realicen unas pruebas que ayudarán a encontrar una cura para la fiebre azul. Da la casualidad de que la hermanastra de Cinder, Peony, se contagia y  Cinder es obligada a irse "como voluntaria" para que le realicen las pruebas. Pruebas a las que nadie ha sobrevivido nunca y de las que sorprendentemente ella sale con vida...

María Consuelo Pardo Gil (2º ESO B. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario