jueves, 30 de mayo de 2013

Junie B. Jones monta el numerito



Cuenta la historia de Junie B. Jones (una de muchas). Practicando para el partido de fútbol que iban a tener, Junie B. practica en el jardín de su casa y le pega una patada a la regadera de su madre, que por desgracia estaba llena; y se lesionó. Al día siguiente pensaba que no era nada pero cuando se despertó el solo roce de la sábana con el dedo de su pie le dolía mucho y no pudo ni ponerse el calcetín.
A una semana del partido que tanto quería jugar se lesiona y le dicen que no va a poder jugar y su tutor le pregunta qué otra cosa querría hacer, pero no se le ocurre nada hasta que llega a su casa y se lo dice a sus padres; y su padre le enseña a hacer "malabares". Intenta a aprender malabares mientras que otro de sus compañeros se prepara para hacer un desfile con ella.
Llegado el día, Nando (su compañero del desfile) se pone nervioso y huye y Junie B. se queda sola. Después de ser abucheada coge el instrumento que iba a tocar Nando y se pone a desfilar sola; y cuando llega al micrófono canta y luego hace los malabares, que la noche anterior aún no le salían y tenía miedo de hacerlos. Pero sorprendentemente incluso para ella le salen bien.
Junie B. tenía lo que quería: ser la estrella del día. Pero lo es por algo distinto a su objetivo.

El libro ha sido divertido, tiene sus momentos cómicos y las palabras inventadas por ella son de lo mejor. La parte que más me gusta es cuando se pone a escribir en el diario y termina siempre con la misma frase: "Hala, ya está". Y que corrija las faltas en el diario como si lo escribiese ella. Es un libro para pasar un buen rato.

Lidia Romero Alcolea (3º ESO B. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario