lunes, 13 de mayo de 2013

El amor en los tiempos del cólera



Esta novela, del célebre Gabriel García Márquez, cuenta la historia de amor entre tres personajes, Florentino Ariza, Fermina Daza y Juvenal Urbino.
Toda la obra se desarrolla en un pueblecito caribeño de La Manga. Allí con tan solo 13 años Fermina conoce a Florentino, poco más mayor que ella. Fermina era una chica de carácter, pero muy comedida debido a la imponente figura de su padre; su madre murió cuando ella era muy pequeña. El único apoyo de Fermina era su tía Escolástica, que hacía de madre, tía y amiga a la vez. Su corta familia y ella se habían instalado allí hace poco por negocios del padre. Una vez instalados, Florentino se enamora perdida e irremediablemente de Fermina, a quien empezará a  “espiar” sin que ella lo sepa, esperándola en el parquecito de Los Evangelios, desde donde la verá pasar del colegio a su casa y del colegio a casa mientras aparentaba estar leyendo. Pronto, se atrevió a hablarle y empezaron una relación epistolar. Las cartas poco a poco se hicieron más frecuentes e intensas, y ambos no podían dejar de escribirse. Sin embargo, cuando el padre de Fermina, Lorenzo Daza, se entera de este carteo entre su hija y el que parecía ser un don nadie decide cortar por lo sano. Fermina y su padre parten a lo que será “el viaje del olvido” volviendo a su tierra natal, teniendo que realizar una travesía tortuosa. Sin embargo Florentino al ser telegrafista se las arregla para continuar hablando con Fermina durante este viaje, que durará 4 años. Este viaje cambiará el rumbo de la novela.
A la vuelta de este largo viaje, ya en La Manga otra vez, Fermina y Florentino se encuentran inesperadamente en el mercado del pueblo. Florentino deseoso de verla se llevará una gran decepción pues Fermina, su “diosa coronada”, termina la relación con un simple “No, por favor. Olvídelo”. Así comienza el arduo camino de Florentino, el de la espera, una espera que durará casi 50 años y que se verá amenizada por varias amantes, con las que aprenderá el arte del amor. Fermina Daza por un “error clínico” conoce al que será su marido, Juvenal Urbino, un joven doctor que había estudiado en Europa, el soltero más codiciado de la ciudad. Juvenal Urbino quedará sorprendido por la fuerza y la tenacidad del carácter de Fermina con la que decidió casarse pues era una mujer práctica y con la que podría construir algo parecido a la felicidad. Fermina, en un arrebato de celos aceptó casarse con él. Esto le hará arrastrar un sentimiento de culpa durante toda su vida, pues sentía que había abandonado a Florentino Ariza. Comienza así un matrimonio con un amor que irá haciéndose poco a poco, mientras Florentino tendrá como única ilusión retomar el amor de su vida cuando Fermina quede viuda. Durante ese casi medio siglo, Fermina y Juvenal conocerán Europa, tendrán varios hijos y serán la pareja de la ciudad, participaban en todos los actos lúdicos del lugar, Los Juegos Florales, el primer viaje en globo, etc. Fermina fue una mujer que se resignaba al papel de la mujer de su época. Por su parte, Florentino irá ascendiendo poco a poco en la escala social para ser digno de Fermina, convirtiéndose en el director de La Compañía Fluvial del Caribe, gracias a la ayuda de su tío y personajes tan importantes como Leona Cassiani, “la verdadera mujer de su vida aunque ni él ni ella nunca lo supieran nunca“.
Al final, la muerte algo inesperada y torpe de Juvenal Urbino, hizo que Florentino pudiera retomar la relación con Fermina. Tenía que conquistarla de nuevo, y lo consiguió. Ahora, estos dos ancianos de nuevo enamorados se embarcarán en el “viaje sin fin”, amparados por la bandera del cólera a lo largo del río Magdalena.

Rosana Esquinas López (2º Bach C. 2013)

3 comentarios:

  1. Ahí os dejo una pequeña dosis de osada ignorancia: por más vueltas que le doy, no consigo comprender cómo es posible que sea lectura obligada para selectividad

    ResponderEliminar
  2. Ah, claro, claro. Estoy totalmente de acuerdo. Si quieres que lean poquitas páginas, pon "Crónica de una muerte anunciada". Si te apetece que lean una obra maestra, pon "Cien años de soledad". Pero esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si quieres que lean poquitas páginas, y una obra maestra, y en castellano, y latinoamericano... ahí están Borges o Cortázar, ¿no?

      Eliminar