martes, 19 de junio de 2012

La lavanda silvestre que iluminó París




Es la bonita historia de la vida de una mujer buena, de carácter sencillo y abierto llena de buenos sentimientos, con mucho coraje y capacidad de superación, capaz de venirse arriba en las situaciones más adversas. Y donde vive un amor muy bonito, enriquecedor y apasionado.
Simone Fleurier es una joven francesa nacida y criada en mitad de la Provenza, rodeada de su familia y protegida por el amor incondicional de sus padres y su tía Ivette, esposa de su tío Gerome. Su padre, Pierre, luchó en la Primera Guerra Mundial y volvió mutilado a casa, lugar en el que se recuperó con el amor y los cuidados de su esposa e hija. Una vez recuperadas las fuerzas y con el apoyo de su amigo Bernard se dedicó a cultivar sus campos de lavanda para salir de los problemas económicos que padecía, pues está endeudado con su hermano Gerome.
Cuando las cosas parecen ir mejor, su padre fallece en un desgraciado accidente. Ante la nueva y difícil situación su tío Gerome decide mandarla a trabajar con 14 años de criada a Marsella a la casa pensión de una tía de su padre llamada Agustine, que la trató poco más o menos como una esclava. Casi cae en una depresión, pero entre los huéspedes hay una chica bellísima llamada Camille que se dedica al mundo del espectáculo o teatro de variedades y es a través de su “amistad” lo que motivara a Simone a luchar por salir de su actual situación y conseguir un sitio en ese mundo y triunfar.
Su sueño se hará realidad gracias a su tesón y constancia y se convertirá en la bailarina y cantante más famosa de todo París y Francia, siendo conocida también en el extranjero. En esta fase conocerá al gran amor de su vida, André, un chico de la alta sociedad parisina que la apoyará e introducirá en su círculo de amistades y la llevará a conocer otros países, culturas y ciudades desde la decadente Berlín hasta las lujosas avenidas de Nueva York, Londres, etc. Finalmente la familia de André se opone al matrimonio entre ellos y terminan diciéndose adiós, aunque nunca romperán los lazos que les unen.
Estalla la Segunda Guerra Mundial y todo cambia cuando París es tomada por los alemanes sin apenas resistencia francesa y ella pasará a ser una cooperante  de la resistencia francesa y luchará contra los alemanes en la clandestinidad. Es una época oscura, llena de miedo y dolor, donde perderá a muchos de sus seres  más queridos pero también volverá a encontrar el amor en Roger, un piloto australiano al que ayudará a escapar de París y con el que trabajará ayudando a escapar a los oponentes del régimen alemán.
Narrada de una manera amena y sencilla que te hace fácil la lectura a pesar de sus 639 páginas.

Rosana Esquinas López (1º Bach F. 2012)

2 comentarios:

  1. No sé si el libro estará tan bien narrado como tú lo has narrado, Rubén, pero lo buscaré para leerlo. Además tiene una portada preciosa.
    Begoña

    ResponderEliminar
  2. La narradora es Rosana Esquinas. Yo sólo voy colocando en el blog las reseñas (magníficas) de los alumnos. Ellos son los protagonistas, y todo el mérito es suyo. Gracias por visitarnos y por comentar tan amablemente.

    ResponderEliminar