jueves, 22 de noviembre de 2012

Ella, que todo lo tuvo




El mundo de Ella, una escritora colombiana, se vio trastocado cuando tuvo un accidente con su marido y su hija en el cual solo fue encontrada ella, como si ambos hubieran desaparecido de la faz de la tierra. Tras el accidente la inspiración para escribir pareció esfumarse y decidió mudarse a Firenze, lugar donde conoció a su marido, para ver si era capaz de volver a escribir. Allí se dedicará a investigar una historia que su padre le contaba de pequeña, teniendo que dedicarse a la restauración de documentos para restaurar un diario que su madre le envió junto a otras pertenencias. En su visita a Italia se verá rodeada de varios personajes, de los cuales los más importantes son: el vagabundo, el Librero y su profesor de restauración de libros. Estos tres personajes serán clave en su estancia en Firenze, en especial con el Librero, con el que mantendrá un gran extraña relación. 
Ella, en su intento por sobrevivir a la tragedia del accidente se inventará un personaje al que dará vida, La Donna di Lacrima, una mujer que se dedicará a recibir hombres en un ático, donde hablarán con ella. La Donna di Lacrima dará a la obra un toque de sensualidad, pues recibía a los hombres semidesnuda y con una máscara pero solo se limitaba a escucharlos en silencio. 

Este ha sido el primer libro que he leído de esta autora, y aunque leí algunas críticas negativas respecto al libro hice bien en leérmelo. Nunca había leído una historia que se parezca a ésta. En este libro no solo se habla de pérdida y/o amor, también se habla de un síndrome de doble personalidad, que no se descubre hasta más de la mitad del libro y gracias a uno de los personajes, el profesor. La manera en la que está escrita la obra hace que sea de lectura fácil pero como todo libro tiene que engancharte y a mí éste me enganchó. No solo por la historia sino porque es un libro que mezcla narrativa y poesía (alguna que otra en italiano, con su correspondiente traducción) y soy una amante de la poesía. 
No voy a contar el final, solo diré que es un final bastante inesperado pero impactante. Al menos para mí.

Marta Palazón Martínez (2º Bach F)

1 comentario:

  1. Me gustan las historias que enganchan y los finales impactantes =)
    Saludos

    ResponderEliminar