martes, 22 de abril de 2014

Marianela



La historia comienza con la llegada de Teodoro Golfín, un prestigioso médico especialista en los ojos, que va a las minas de Socartes para visitar a su hermano, que es ingeniero en aquellas minas, y a intentar devolverle la vista a un chico ciego de nacimiento que también vive allí. Cuando Teodoro llega se encuentra un poco perdido, pero pronto ve a Pablo, que es el muchacho al que pretende curar, junto a Choto, su perro guía, y estos lo acompañan a su destino. Después de las presentaciones, Pablo le habla al médico de Nela, una chica que pasa los días con él haciéndoselos más entretenidos y sirviéndole también de guía. Solo Pablo habla maravillas de ella y la quiere de verdad, para todos los demás Nela es como un cero a la izquierda. Nela lleva una vida muy triste, su madre se suicidó y vive con los capataces de las minas que tratan mejor a los animales que a ella, es muy fea y no sirve para trabajar porque tiene problemas de salud que se lo impiden, y aun así, tiene un gran corazón que solo es apreciado por la única persona que no puede juzgarla por su físico, por Pablo. Teodoro también sabrá apreciar su bondad y le cogerá cariño desde el primer día, llegando a afirmar que es inteligente y que merece mucho más. Cepelín, un hijo de los capataces con el que se entiende muy bien Nela, le ofrecerá una nueva vida que la aleje de aquellas minas, pero ella, a pesar de todo lo malo que allí la rodea y de la gente que la hace sufrir con sus desprecios, luchará por conseguir sus sueños y por la ilusión con la que espera que las promesas que le hace Pablo se cumplan. Más tarde, todos los planes de estos personajes se verán truncados por la operación de Pablo y por la llegada de su prima Florentina.

A pesar de no ser un libro escrito recientemente, el autor nos muestra en esta historia los prejuicios de una sociedad en la que vivimos y que antepone la belleza física o el dinero a la bondad y el cariño. Me ha gustado mucho cómo ha sabido hacer frente a cada dura situación que se le presentaba a Marianela, y lo que más me ha gustado a la vez que me ha sorprendido ha sido la realidad con la que se cuentan los hechos, sin la necesidad de tener el libro un final que a la mayoría de lectores supongo que es el que les gustaría.

Patricia Díaz Clemente (2ºD Bach) (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario