martes, 25 de marzo de 2014

El último deseo



Se trata del primer libro de la saga más conocida del escritor polaco, la Saga de Geralt de Rivia, el Brujo. El Último Deseo sirve como introducción al personaje y al mundo en el que se desarrolla la acción de todos los libros.
Está compuesto por diversas historias y cuentos, protagonizados por dicho personaje, que se van intercalando con capítulos que sí siguen una trama, y tienen lugar en el presente de la historia, al contrario que los relatos, que hablan de sucesos pasados, pero necesarios para comprender todos los componentes de la realidad de la ficción de Sapkowski.
Geralt, también llamado El Lobo Blanco, por su aspecto físico, es un brujo, un cazador de monstruos. Su oficio, muy antiguo, le obliga a andar de un lado a otro buscando a quien pague lo suficiente por librarse de ciertas criaturas (mantícoras, grifos, vampiros, estriges…). Pero no es un humano como los demás. Los brujos sufren un intenso entrenamiento. Son raptados cuando son pequeños, y llevados a Kaer Morhen, donde son sometidos a diversas pruebas terribles, en las que la mayoría perece. Sin embargo, aquellos que sobreviven se convierten en mutantes, con variadas capacidades, como unos agudos reflejos, una visión desarrollada, gran agilidad, inmunidad a las enfermedades, etc, además de conocimientos de alquimia, que utilizan para elaborar pociones que les ayuden en su trabajo. Sin embargo, todo esto pagando también un alto precio: el rechazo de los demás por ser diferentes, o, por ejemplo, la imposibilidad de tener hijos.
A través de las pequeñas narraciones, el autor explica las características del mundo del que Geralt forma parte: se trata de un mundo fantástico, en una época medieval, donde tienen cabida la magia y las criaturas mitológicas, pero, lejos de parecer inverosímil, incorpora elementos que le dan un carácter realista y adulto. Así, esta sociedad presenta muchos de los rasgos más odiados de la realidad, como el rechazo (racismo) al que se ven sometidos elfos, enanos, e incluso brujos, por parte de los humanos, que, lejos de parecer extraño, se consideran los reyes, campando a sus anchas y destruyendo todo aquello que había llegado allí antes que ellos (naturaleza, otras razas, criaturas). A esto hay que añadir el tratamiento del lenguaje, de un carácter maduro, en el que se incluyen distintas lenguas y formas de habla, más cultas y más llanas.

El Último Deseo ofrece las claves para comprender los motivos que llevarán a Geralt a luchar por lo que cree justo (aunque muchas veces se trata de lo menos injusto) durante el resto de la aventura, dejándonos conocer sus amistades, sus enemigos, su pasado, y sus deseos, a través de un mundo totalmente creíble, con todos los elementos necesarios para poder plasmarlo en la imaginación.

Álvaro Parra López (1º Bach A) (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario