sábado, 3 de mayo de 2014

Cumbres borrascosas



El señor Lockwood acude a Cumbres Borrascosas para conocer a sus vecinos y arreglar unos asuntos relativos al alquiler de la Granja de los Tordos, su nueva vivienda, propiedad de éstos. Sin embargo lo que él pretendía que fuera una cálida bienvenida se convierte más bien en un frío encuentro con los habitantes de Cumbres. Tras presenciar el amargo panorama decide marcharse y contarle lo sucedido a Nelly Dean,  su actual sirvienta que vivió en primera persona el pasado de las familias de ambos hogares, los Linton y los Earnshaw,  la cual comienza narrarle a su nuevo amo toda la historia.
Todo comenzó cuando el señor Earnshaw, dueño de Cumbres Borrascosas y padre de Hindley y Catherine, viajó a Liverpool trayéndose consigo a la vuelta a un niño huérfano y moribundo llamado Heathcliff, que no es para nada bien recibido entre sus hermanos. Aunque con el tiempo Catherine aprenderá a quererlo, su hermano Hindley no cesará de humillarlo, golpeándolo y haciéndole sufrir constantemente.
Con el paso del tiempo, el señor y la señora Earnshaw mueren, y es entonces Hindley quien toma las riendas de la vivienda casándose no mucho después con Francesca con la que tiene un hijo llamado Harenton. Aunque la pareja intenta imponerse y aislar poco a poco a Heathcliff, finalmente él consigue estar al lado de Catherine de la que se enamora perdidamente. Pero en una de sus travesuras en los alrededores de la Granja de los Tordos, propiedad de los Linton, un perro muerde a Catherine y cuando un miembro de la familia Linton sale a socorrerla, Heathcliff huye. Mientras duran los cuidados de la joven, Catherine se aloja con los Linton, una familia con un poder adquisitivo alto. Y es cuando vuelve a Cumbres Borrascosas cuando su familia se da cuenta de que ya no es la misma joven que partió. Además Catherine trae la noticia de su enlace con Edgar Linton, el hijo de la familia. Sin embargo es a lo largo de toda la obra donde nos damos cuenta de que Catherine siempre amó a Heathcliff más que a nadie, además ella misma lo afirma contundentemente en una íntima conversación con Nelly Dean. Desgraciadamente Heathcliff solo escucha parte de la declaración de la joven en la que esta apenada asume que amar al joven sería rebajarse. Esta afirmación hiere profundamente a Heathcliff, que ya nunca perdonará a la muchacha, sino que en busca de venganza enamora a Isabella Linton, se casa con ella y luego tienen a Linton. Pero no pasa mucho tiempo para que Isabella se sienta utilizada por su marido y se marche lejos de él para morir poco después. Linton es cuidado por Edgar a petición de su hermana hasta que Heathcliff se lo exige. Las disputas entre los dos y las malvadas intenciones de Heathcliff hacen que Catherine enferme gravemente y muera tras dar a luz a Cati, llamada así por Edgar para honrar el nombre de su esposa. La muerte de Catherine desencadena una avalancha de trágicos sucesos: su hermano Hindley se cobija en la bebida y al poco muere, quedando Cumbres Borrascosas en posesión de Heathcliff así como Harenton, el cual será apartado de toda educación y modales convirtiéndose en un muchacho tosco y cruel.
Pasan los años, y la joven Catherine (Cati) convertida ya en toda una mujer desea conocer aquello que hay más allá de la Granja, lo que su padre siempre le ha prohibido a conciencia. Al final ni él ni Nelly pueden evitar que entre en contacto con Cumbres Borrascosas, su primo Linton, Harenton y el malvado Heathcliff que a menudo parece encarnar al mismísimo diablo.
Esta novela la recomiendo a los amantes de la literatura y de las historias que no te dejan indiferente. A mi parecer lo mejor es la forma en la que los personajes están descritos, cómo encajar en un patrón de personalidad determinado y cómo la autora no deja nada a la imaginación en lo que a ellos se refiere. Además, el brusco cambio de personalidad de Heathcliff a lo largo de la obra también creo que es un aspecto destacable. En parte Cumbres borrascosas es la propia historia de la familia Brontë, lo cual le añade un cierto valor. Sin duda la recomiendo.

Claudia García Cobarro (1º Bach A) (2014)

1 comentario:

  1. Muy buena reseña, buscaré el libro y lo devoraré como ha hecho usted. Enhorabuena por el trabajo :)

    ResponderEliminar