jueves, 6 de octubre de 2016

Un monstruo viene a verme



El libro nos presenta a un niño de 13 años (si mal no recuerdo), Conor O’Malley, quien es un chico un poco apartado de los demás de su edad, y a su madre, que tiene una enfermedad a la que en ningún momento se le pone nombre pero que se puede suponer que es cáncer. Conor lleva teniendo la misma pesadilla desde que su madre cayó enferma, una pesadilla en la que un monstruo se lleva a una persona y Conor agarra sus manos para ayudarla, pero el monstruo siempre se la termina llevando… Por eso cuando el monstruo llegó a las 00:07 Conor esperaba encontrar al de la pesadilla y no al que había en su ventana. Al principio Conor niega que ese monstruo sea real, por lo que no le tiene miedo. A esto se le suma que el monstruo ha venido con la intención de contarle a Conor unas cuantas historias a cambio de que él le cuente como última historia la verdad, la verdad de Conor O’Malley.
En mi opinión, es un libro que me ha encantado. Se lee rápido pero no deja nada en el tintero, y ver cómo funciona la cabeza del protagonista no es algo que cualquier autor haga tan bien. Le pongo una nota de 10 sobre diez y no creo que se merezca menos.
Citas que me han gustado:
“Las historias son criaturas salvajes. Cuando las sueltas, ¿quién sabe los desastres que pueden causar?”

“A veces la gente necesita mentirse a sí misma más que ninguna otra"

(Iván García Martínez, 1º Bachillerato B)

No hay comentarios:

Publicar un comentario