martes, 9 de septiembre de 2014

La tienda



En Castle Rock, un pequeño pueblo donde todos se conocen, la atención de los vecinos es llamada por la apertura de una nueva tienda llamada “Cosas Necesarias” de la cual todos se preguntan qué es lo que se va a vender, pero sobre todo y lo más importante, quién es el propietario de dicha tienda. Cuando se inaugura la tienda, los vecinos ven que se venden toda clase de objetos viejos y que llaman la atención de los habitantes de Castle Rock, pero aún más llamativo les parece su propietario, Leland Gaunt, un hombre mayor, cuyo color de ojos cambia según el vecino al que mira. El primero en comprar en la tienda es un chico llamado Brian Rusk, que le compra un cromo para su colección de béisbol, uno de Sandy Koufax. El trato de compra es de lo más curioso, unos cuantos centavos que Brian llevaba en el bolsillo, y una “pequeña broma sin importancia” a Nettie Cobb, la chiflada ayudante sacada de un psiquiátrico de Polly Chalmers, dueña de “Coser y Cantar” y novia del comisario del pueblo, Alan Pangborn, ambos con un pasado que atormenta sus vidas. Esta broma, y las demás que hacen los demás clientes de la tienda para cerrar el trato por la compra de sus objetos, harán que en el pueblo pasen cosas extrañas, diversos asesinatos y enfrentamientos entre todos los vecinos del pueblo, todos causados por el propietario de la tienda, que aparte de ser propietario, es algo más… que deberá ser descubierto por Alan Pangborn, hombre al cual Leland Gaunt evita,  y poner solución al problema antes de que sea demasiado tarde y el pueblo quede reducido a cenizas por sus propios vecinos.

Me ha gustado muchísimo este libro, de los mejores que tiene Stephen King. Mucho misterio y mucho suspense, que hacen que te pegues al libro, sobre todo hasta que se resuelve la trama. No te esperas que el propietario sea lo que es, y  por supuesto como es típico de Stephen King, el final abierto, muy característico de él, y dando a entender que la historia ha terminado, pero vuelve a empezar en otro sitio, como siempre en sus novelas. A pesar de ser un libro tan extenso, por la cantidad de sucesos que pasan, es estupendo, no se hace pesado. Una obra de terror magnífica.

Cristina Molina Ruiz (2014)

1 comentario:

  1. Me uno a la recomendación. Una excelente novela que cuenta con un protagonista coral. El paseo por este pequeño pueblo no deja a nadie indiferente. ¡Saludos!

    ResponderEliminar