domingo, 15 de abril de 2018

Brújulas que buscan sonrisas perdidas



El libro se envuelve en una historia llena de emociones en los que el protagonista tiene que aprender a resolver y a aceptar el pasado para continuar con el presente y con un próximo futuro. Todo gira en torno a una familia que tras una pérdida importante queda separada. Todos huyen de la realidad por no saber afrontarla. Al pasar los años hay reencuentros en los que destaca el perdón más sincero y en los que también destaca el poder que tiene el amor, para unir más que separar.
Desde mi punto de vista y sintiendo lo que me ha podido transmitir este libro, me ha encantado. Ha sido un libro sencillo y fácil de leer, no es extenso y al no serlo me ha ayudado a tener ganas de leer en todo momento. Me costó centrarme en la historia, en los primeros capítulos estaba un poco perdida y no lograba entender nada, pero en el tercer capítulo empecé a entender la historia, una historia muy bonita. Los temas que trata el autor me han gustado bastante ya que hace reflexionar al lector con temas relacionados entre pasado y presente, el supuesto avance de la vida huyendo de los problemas, el dolor, la muerte y, sobre todo, el amor y el perdón.
Un libro que impacta bastante, ya que la vida del protagonista está envuelta en cambios y más que cambios, problemas sin respuestas. Problemas de los que en ocasiones huye sin saber el porqué y que al pasar los años, vuelve a buscar el por qué y vuelve a su pasado, a un pasado que abandonó físicamente pero no psicológicamente. El protagonista mezcla sus emociones y sentimientos, muestra el dolor y amor a la misma vez (tras la pérdida de las dos mujeres de su vida), el amor y odio a su padre, al separar a él y a sus hermanos antes de morir su madre, y la esperanza por seguir viviendo tras la ruptura familiar y la pérdida de su familia.
Es un libro en que aparecen elementos simbólicos, puños cerrados y objetos simbólicos llenos de amor, una brújula.
Este libro me ha ayudado a saber qué tipo de libros son los que me gustan y me enganchan, además ha despertado en mí las ganas de leer.

María del Mar Riquelme Vicente (1º BACH F) (2018)

No hay comentarios:

Publicar un comentario