viernes, 2 de marzo de 2018

Noche de voraces sombras



Sara es una adolescente que decide pasar un mes con sus padres en Viveiro, en la casa donde veraneaba de pequeña y donde residían su abuela (que murió hace poco) y su tío Moncho (que murió hace muchos años). Sara decide instalarse en la que era la habitación de su tío Moncho y con los días nota que en esa habitación no está sola. Siente una presencia que hace que no pueda ni dormir, y empieza a interesarse por el dueño de esa habitación.
Sara era amante de la lectura y veía que Moncho tenía muchos libros curiosos. Hasta que un día, de tanto registrar la habitación en busca de algo sorprendente, encontró una especie de trampilla en el armario y halló una carpeta con infinidad de cartas de amor. Parecía que Moncho tenía un romance con una chica y debido a las malas circunstancias de la época apenas podían verse. Tras leer durante días y días las cartas con su madre, Sara decidió irse a una isla cercana, donde se solía poner Moncho a escribirle a su amada, puesto que él estaba en la guerra y en una carta le dijo que en dicho lugar guardaría un regalo que nunca podría llegar a darle.
Sara y su madre fueron allí y, tras un recorrido por la isla, encontraron lo que Moncho había escondido, cuidadosamente, en una caja.
El libro me lo he vuelto a releer ya que me parece una obra muy bonita, con una historia que no te esperas y con un final sorprendente.


Mercedes Cuesta Bohajar (1º BACH D) (2018)

No hay comentarios:

Publicar un comentario