martes, 24 de marzo de 2015

Los ojos del lobo



Este libro nos cuenta la historia de una chica de 17, Laura.
Son las fiestas de su pueblo y como es normal en los adolescentes de su edad, sale de fiesta por la noche con sus amigos. El problema, es que al volver a su casa de madrugada, es secuestrada.
Su madre, Blanca, quien espera a su hija a que vuelva para poder dormir, empieza a ponerse nerviosa cuando ve que se acerca la hora de que Laura llegue. Laura no llega.
El padre de Laura hace tiempo que se fue abandonándolos a ella, a su madre y a su hermano Alejandro. Al ver las noticias, su padre regresa para ayudar en la búsqueda.
Durante los dos días siguientes, el pueblo esta lleno de policías, voluntarios para su búsqueda, periodistas... Blanca no para de recibir visitas de familiares, allegados y amigos de su niña.
Aparece el personaje de Estrella, una mujer vidente que tiene visiones, entre las cuales está Laura. Antes de que la policía vaya encontrando pruebas que dejaron los secuestradores al raptar a Laura, ella ya las ha visto en su mente.
Es ella quien junto a un amigo de Laura da el aviso a la policía de que ésta se encuentra en una casa de campo alejada de la mano de Dios. Está viva, pero si no se dan prisa, la encontrarán muerta.
Lo que los secuestradores de Laura, que eran tres, querían hacer con ella era una película en la que pretendían grabarla mientras uno de ellos la mataba. Cuanto más espectáculo diese Laura al quejarse y evitar que la maten a puñaladas, más dinero ganarían.
Afortunadamente, antes de realizar la película, los secuestradores oyen un coche y salen corriendo de esa casa, cogen a Laura y la montan en el coche. La velocidad a la que iban provoca que el conductor del coche choque contra un árbol y quede inconsciente, mientras que Laura abre la puerta y sale corriendo campo a través hasta llegar a un coche de policía que estaba camuflado.
Laura ha tenido mucha suerte de salir con vida de ahí.

Uno de sus secuestradores intentó violarla, estuvieron a minutos de matarla, y aun así solo le partieron la ceja, le rompieron unos cuantos dientes.

Gloria Vicente Gil (2º Bach E) (2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario