miércoles, 12 de marzo de 2014

Niebla



La historia da comienzo cuando Augusto va caminando por la calle y ve a una mujer de la que queda enamorado a primera vista. Ésta es Eugenia, a la que sigue hasta su casa. Se interesa por saber de ella y le pregunta a su criada Rosario, pero cuando la criada conoce las intenciones de Augusto, le avisa que será rechazado. Augusto aun así insiste y tras varias visitas le confiesa su amor a Eugenia, pero ésta lo rechaza porque está con Mauricio. Otro personaje que aparecerá en la historia será Víctor, amigo de Augusto, con el que se desahogará. A lo largo del tiempo y con la ayuda de los tíos de Eugenia y la criada (que no les cae en gracia Mauricio), Augusto consigue que Eugenia le corresponda, pero no de la manera que a él le hubiese gustado porque al final se descubren ciertos engaños por parte de ella. Muy triste, Augusto se plantea el suicidio, pero antes decide ir a visitar a Miguel de Unamuno a Salamanca porque sabe que ha escrito sobre ese tema. La visita de Augusto a Unamuno dará un gran giro a la historia y meterá tanto al lector como a los propios personajes en una gran confusión por no saber que es la realidad y que es la ficción.
El libro es ameno, y conforme vas avanzando te engancha más por tantas cosas inesperadas que ocurren. Algo muy sorprendente es ver como el propio Miguel de Unamuno se mete en la historia que escribe. Otra de las cosas que me ha llamado mucho la atención es cuando Orfeo, el perro de Augusto, a través de un monólogo interior, hace una crítica al ser humano que, desde luego, hace reflexionar. Sin duda alguna, un libro muy recomendable.

Patricia Díaz Clemente (2º Bach D) (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario