lunes, 6 de enero de 2014

Sirena



La historia se desarrolla en dos mundos paralelos que finalmente llegan a encontrarse. Por un lado está Margrethe, una joven muchacha, princesa del reino del Norte, cuyo padre ha escondido en un convento junto al mar para ponerla a salvo de los continuos ataques del reino del Sur que hay en su territorio. Por otro lado se encuentra Lenia, una hermosa sirena que acaba de cumplir los dieciocho años y que espera con impaciencia el momento de poder subir a la superficie y descubrir aquel mundo encantador del que tantas veces le hablaba su abuela.
Cuando por fin llega el momento, Lenia se despide de sus hermanas y emprende la ascensión hacia el mundo humano. Para su sorpresa, es testigo de una peligrosa tormenta que acaba con la vida de muchos marineros. Lenia queda horrorizada con la visión del sufrimiento de la muerte humana. En medio de la tormenta, Lenia ve a un apuesto joven que se debate entre la vida y la muerte. La joven sirena logra rescatarlo y llevarlo a la orilla, junto al convento donde se encontraba Margrethe, que presencia impactada la escena de la despedida y del beso de la sirena al joven, dejándole a éste un destellar plateado.
Durante los días siguientes, Margrethe, con ayuda de las monjas, se encarga de cuidar y curar al náufrago, que le está tremendamente agradecido, creyendo que es ella quien le ha salvado la vida. Tras la partida del muchacho, Margrethe descubre horrorizada que se trataba ni más ni menos del príncipe del reino del Sur, Christopher, su peor enemigo. Aunque Margrethe no puede quitarse de la cabeza al joven.
Viendo las numerosas tragedias, hambrunas y problemas que la guerra entre ambos reinos está causando en el pueblo, la princesa toma una valiente decisión: viajará al reino del Sur y solicitará su casamiento con el príncipe para evitar más conflictos entre ambos reinos. Durante el trayecto la acompañará su inseparable amiga Edele.
En las profundidades del océano, Lenia no puede parar de pensar en el príncipe, de quien se ha enamorado perdidamente, y en cómo sería su vida con un par de piernas. Cansada de vivir en el mar e impulsada por un sentimiento de amor muy fuerte, Lenia visita a Sybil, la bruja del mar, quien le otorga un par de piernas humanas, a cambio de su lengua y con la condición de casarse con el príncipe para conseguir así un alma humana y evitar convertirse en espuma de mar.
Lenia es encontrada en la playa y conducida por unas sirvientas al castillo del rey del Sur, donde es bañada, vestida y atendida por las criadas y la hermana del príncipe. Durante la comida, todas las miradas se centran en la bella muchacha, incluida la del príncipe, que cautivado por ella no duda en dejarle claros sus sentimientos.
La vida en el castillo transcurre sin demasiados problemas. El amor que existe entre Lenia y el príncipe es más que evidente, y éste se fortalece con el embarazo de Lenia. Los problemas surgen cuando Margrethe llega al castillo para casarse con el príncipe con el consentimiento de su padre.
Lenia deberá hacer todo los posible por evitar esa boda y con ello su espantoso final. Además intentará salvar por todos los medios la vida que lleva en su interior.
Margrethe descubrirá la verdadera identidad de la hermosa joven que ha cautivado al príncipe y deberá decidir entre salvar a la sirena o a su pueblo.
Esta historia se centra sobre todo en las ansias de libertad, la frustración por el amor no correspondido y la angustia que se siente al decidir entre la vida y la muerte.
Verdaderamente me ha encantado. Me ha gustado mucho la manera en la que la autora divide los dos mundos, paralelamente, y como al final, de manera casual, vuelven a encontrarse. Este libro es una versión modernizada del clásico popular de los hermanos Andersen.

Laura García Cobarro (1º Bach A) (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario