martes, 21 de enero de 2014

Fuego



Algo se está cociendo en el pequeño pueblo de Engelsfors. El verano está llegando a su fin, pero el calor está haciéndose cada vez más insoportable. Además el bosque muere.
Muchas cosas han cambiado desde que Las Elegidas acabaron con el hombre bendecido por los demonios.
La muerte de Rebecka ha unido a Minoo más con Gustaf, que fue su novio. Y los padres de Minoo tienen problemas en casa. No paran de discutir a todas horas, por lo que ella intenta escapar de la situación como puede.
Anna-Karin se ha mudado con su madre a un apartamento del centro tras vender la granja y dejar al abuelo en la residencia.
Ida está saliendo con Erik, pero en realidad no lo quiere. Experiencias le hacen ver que no ha sido buena con las demás y empieza a mejorar.
Vanessa se da cuenta de que su novio la ha engañado, al igual que el hombre con quien sale su madre, y su mundo se viene abajo completamente.
Mientras Linnéa vive en un piso que le han puesto los servicios sociales con la supervisión de un psicólogo al que debe ir, su padre se está reformando después de dejar definitivamente el alcohol. Y sus sentimientos luchan fuertemente por aflorar.
Aparece en el centro un establecimiento nuevo, Engelsfors positivo, que se expande y hace más grande cada vez. Incluso el instituto se une a él. Pero a las chicas no les da buenas sensaciones, más bien parece una secta.
Adriana les comunica que deben empezar a entrenar con sus poderes.
Llegan inesperadamente miembros del Consejo. Anna-Karin va a ser sometida a un juicio por su delito cometido al manipular con su magia a su madre y casi todo el instituto.
Nicolaus, su guía, recupera la memoria; pero debe marcharse por su bien.
Ahora que Las Elegidas tienen que volver a la rutina del instituto más peligros las acechan.
La última elegida se les aparece.
La amenaza está cada vez más cerca.
Los demonios han bendecido a alguien otra vez. Quieren invadir la Tierra y destruirla.

María Consuelo Pardo Gil (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario