martes, 3 de diciembre de 2013

Luces de bohemia



Max Estrella es un poeta bohemio que se ha quedado ciego y sin trabajo, y la solución que le da a su mujer es de un suicidio colectivo. Don Latino, el mejor amigo de Max (aunque luego se demuestra que no es verdad), va a buscarlo a su casa y le dice que han pagado una miseria por sus libros y que vayan a recuperar el dinero o se los devuelvan, pero su mujer y su hija se oponen a que salga con este personaje, porque no se fían de él y saben que van a acabar en una taberna. Tras ir a la librería, comienzan una discusión y acaban desviándose del tema, donde comentan temas de política y religión de España (en este libro se habla mucho sobre España y su situación). Estos no consiguen mejorar el precio de los libros, y acuden a la taberna de Pica- Lagartos, donde compra un décimo de números capicúa. Se emborrachan allí y acaban metidos en un escándalo de jóvenes modernistas y meten a Max en la cárcel, donde tiene que pasar la noche y es maltratado. Al salir, Max va a hablar con el ministro y le cuenta lo sucedido, y le dice que los maltratadores deben ser castigados. Al salir van al Café Colón a tomar algo y se encuentran con Rubén Darío (personaje en honor al escritor). Tras salir y dar unas vueltas, se encuentran con que un hijo ha sido asesinado por los anarquistas y su madre llorando pidiendo justicia. Esto conmueve a Max. Cuando Max y Don Latino van llegando a su casa Max le dice que se está muriendo, pero Don Latino piensa que es fruto del alcohol y lo deja en el suelo, robándole la cartera con el décimo. A Max lo encuentran unas vecinas muerto. Mientras están enterrando a Max, Don Latino se emborracha en la taberna Pica-Lagartos, se entera de que la hija de Max y su esposa se han suicidado, justo como Max había propuesto al principio y concluye Don Latino diciendo que la vida en sí es un esperpento.

Este libro lo recomiendo a gente que sepa leer y comprender, porque es bastante complicado, sobre todo si no se sabe lo que es el esperpento. El esperpento es una forma de ridiculizar y satirizar la realidad, que es lo que hace el autor con los personajes en el libro, por así decirlo es un intento de denuncia social. Por ejemplo, cuando detienen y maltratan  a Max, Valle- Inclán intenta demostrar la corrupción de la policía. Intenta mostrar la mediocridad de los artistas bohemios con muchos personajes. Usa vulgarismos propios de bohemios, por ejemplo cuando algo asombra dicen ¡Miau! O expresiones como ¡Me quito el cráneo! Creo que es un libro muy bien trabajado y que hace una excelente crítica a la sociedad española del momento, y sabe satirizar muy bien a los personajes, haciendo también que sea divertido. Me ha gustado mucho, a pesar de su dificultad, es un gran libro.

Cristina Molina Ruiz (2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario