lunes, 5 de agosto de 2013

El almacén de las palabras terribles



Este libro trata de una niña, Talia, que estaba harta de ver cómo sus padres, Ana y Miguel, se peleaban constantemente. Su hermano vivía en casa de su amigo Pedro.
Un día, Ana dijo, en una de sus discusiones con Miguel, que se iba de casa, que no podía más. Talia explotó y le dijo que no la quería, que prefería que se fuese de una vez y que les dejara en paz, a ella, a su padre y a su hermano. La madre se quedó muy sorprendida con esa contestación.
Al día siguiente, a la salida del colegio, Talia se fue al parque, donde estuvo llorando un buen rato. De repente, un hombre desconocido se acercó para preguntarle qué le había pasado, aconsejándole que fuera a lo que él llamaba “El almacén de las palabras terribles”, donde le ayudarían a solucionar su problema. Éste le indicó cómo llegar; y Talia, sin pensárselo dos veces, fue. Allí conocerá a Pablo y comenzará una aventura con innumerables sorpresas.

Este libro me ha gustado mucho, por cómo refleja la vida de muchas personas, en el sentido de constantes peleas. Y también cómo refleja el uso de nuestras palabras. Muchas veces, depende del tono y el tipo de palabra, podemos hacer un daño innecesario. Y sobre todo me ha gustado la lucha de Ana, Miguel y Jaime para lograr que Pablo y Talia salieran del lugar donde se encontraban.

Alba Molina Fernández (1º ESO A. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario