martes, 23 de abril de 2013

La cosecha de Samhein




Era la víspera de Todos los Santos, la última noche de octubre. Noche de cosecha. Esa noche, Denéstor Tul había embaucado a doce jóvenes para llevárselos a otro mundo, lleno de magia, poder y sin ningún límite para alguien que no encajara en este: Rocavarancolia. Así se lo había planteado Denéstor a Héctor, uno de los doce adolescentes. Engatusados por la labia y la palabrería aceptaron la propuesta.
Lo que nunca se hubieran planteado sus mentes, aún no maduradas del todo, es que una vez allí no es tan fácil mantenerse con vida. La ciudad está en ruinas; y ellos tienen que mantenerse con vida hasta que salga la Luna Roja alrededor de conjuros, encantamientos, criaturas con sed de sangre, amenazas...
El Consejo de la ciudad estaba realmente entusiasmado y eufórico con la cosecha de ese año, pues existían posibilidades de que al menos un muchacho viese la Luna Roja. Lo que ellos nunca imaginaron, al igual que los chicos, es que tenían la ayuda de Dama Serena (un fantasma que fue Reina) y de Mistral (un caminante). Ambos tratan de ayudar a los chicos a sobrevivir, pues ellos son la única esperanza del Reino de Rocavarancolia.
Este fabuloso libro de José Antonio Cotrina te crea una fuerte adicción, por lo cual es imposible parar de leer. Creedme cuando os digo que no os arrepentiréis de leer este libro.

Sergio Moreno (2º ESO A. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario