miércoles, 27 de marzo de 2013

Tríada




Idhún, un mundo sometido por los sheks y por un hombre, Ashran el Nigromante; un mundo en el que casi se han extinguido las dos razas más poderosas: los dragones, los enemigos naturales de los sheks; y los unicornios, los portadores de la magia. Un mundo en el que hay una profecía que cuenta que un unicornio y un dragón liberarán Idhún de Ashran y de los sheks y que un shek les guiará. El peso de esta historia cae sobre Jack (el híbrido de dragón), Victoria (la híbrida de unicornio) y Kirtash (el híbrido de shek). Juntos forman la Tríada y parte de la profecía.
En este tomo de Memorias de Idhún, los tres llegan a Idhún para refugiarse en la Torre de Kazlunn, pero esta había caído ante el imperio de Ashran. Sólo les quedaba un refugio y este era el Bosque de Awa. Desde este punto los caminos de los tres se distanciarán guiándose por el corazón y el deber. Jack aprenderá a ser un dragón, mientras que Kirtash resucitará su espada, Haiass el acero polar. Victoria perderá a un ser muy cercano y muy querido y actuará en consecuencia de la pérdida.
 Se librará la batalla del Bosque de Awa. Esta será épica porque será un duelo entre feéricos, hombres, sheks, szizhs y otras grandes razas de guerreros.
Será el fin y el comienzo de una nueva era.

Francisco José Casanova (1º ESO A. 2013)

1 comentario:

  1. Parece interesante, intentaré conseguirlo para leerlo.

    ResponderEliminar