viernes, 15 de marzo de 2013

Noche de voraces sombras




La protagonista de esta novela se llama Sara, una chica de 16 años que como cada año, en agosto, se va a casa de su abuela en Viveiro; pero esta vez con una diferencia: su abuela acaba de morir, por lo que a ella no le apetece demasiado volver allí.
A Sara esta vez le tocó establecerse en la habitación de su tío Moncho, la cual había permanecido siempre cerrada. Sara no sabía casi nada sobre su tío Moncho. Mientras se dedicaba a ordenar sus cosas, en la habitación estuvo percibiendo una extraña presencia. Estaba segura de que algo o alguien la vigilaba cuando estaba allí y hacía que ella estuviera en tensión y alerta. Una noche, encontró unos papeles entre los que se encontraban unas cartas de amor que una mujer llamada Sara Salgueiro enviaba a su tío Moncho. En ellas se narraba su historia de amor y cómo la guerra los había separado, llevándola a ella a Buenos Aires y a él a una cárcel por sus ideales. Sara empieza a caer en que esa presencia que nota cuando está en la habitación es su tío Moncho, el cual ha dejado algo pendiente allí y Sara será la encargada de terminar lo que él dejó a medias. Pero estas vacaciones no se basarán solo en buscar respuestas: también habrá hueco para el amor, un amor de verano que aunque solo durará un mes, será de lo más intenso que haya vivido Sara hasta entonces.
En esta novela se mezcla muy bien el misterio con el amor, además de que es una lectura rápida y sencilla que mantiene al lector intrigado y enganchado hasta la última página.

Marta Palazón (2º Bach F. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario