martes, 12 de febrero de 2013

Desconexión




Connor, Risa y Lev son tres adolescentes que, como tantos otros, son condenados a la desconexión por sus padres o tutores legales. La desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada que se aplica a los jóvenes de entre 13 y 18 años, conflictivos y problemáticos durante su infancia, o de los que simplemente deciden deshacerse. Se trata de un "aborto" retroactivo que acaba con el individuo al mismo tiempo que se le conserva con vida, un proceso legal e irreversible que permitió dar fin a la brutal y sangrienta Guerra Interna de Estados Unidos, en la que se enfrentaron duramente los bandos Pro Vida y Pro Libre Elección.
Connor decide huir para salvarse cuando descubre que sus padres han firmado la orden de desconexión, y en su escapada conoce a Risa, una chica huérfana con grandes aptitudes para la música que es mandada desconectar por falta de recursos económicos en la Casa Estatal en la que vive. Lev es un diezmo orgulloso de ser desconectado por servir a la religión, pero pronto se da cuenta de que su vida es más valiosa que Dios y que todo lo que sus padres le habían inculcado desde pequeño, y emprende un viaje buscando su verdadera identidad al mismo tiempo que un lugar seguro en el que refugiarse por ser un Ausentado Sin Permiso. Por el camino, los tres fugitivos recogen a un bebé a punto de ser "colado por la cigüeña", y es que en Estados Unidos, en 2030, las madres, generalmente jóvenes, tienen derecho a abandonar a sus hijos recién nacidos en el portal de una casa ajena, liberándose de toda responsabilidad materna a condición de no ser observada por la familia que deberá obligatoriamente quedarse con la pequeña criatura. Los tres jóvenes viven una serie de aventuras que les hacen evolucionar como personas, y el autor nos permite indagar muy bien en el interior de cada personaje, viviendo la misma historia desde varios puntos de vista. Una traición de Lev hacia sus dos compañeros los hace ir de un rumbo a otro desesperadamente, aprendiendo a sobrevivir, conociendo a personajes fascinantes como CyFi o Roland y acabando en el Cementerio de aviones, lugar gobernado por el Almirante. Allí se esconden miles de desconectables que, como ellos, buscan la supervivencia hasta alcanzar los 18 años, edad con la que se deja de ser legalmente desconectable. La cuestión es: ¿lograrán cumplir los dieciocho y seguir con vida?
Desconexión narra una historia increíble que engancha desde el principio y está cargada de críticas a la sociedad actual a través de elementos fantásticos. Es por esto que recomiendo su lectura a todo el mundo, tanto a los amantes de la ciencia ficción como a los que no se sienten muy atraídos por este género.

Pilar Cano Martínez (1º Bach A. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario