viernes, 11 de enero de 2013

El sonido de la vida




El sonido de la vida comienza con la historia de Frederick, un alemán que ama la música y que conquista a Jette, una mujer robusta y sin atrayentes femeninos. Frederick consigue enamorarla en el Grosse Garden, con una hermosa melodía de Puccini. A partir de ahí, ambos profundamente enamorados, tienen que tomar una dura decisión, pues Jette se queda embarazada y su familia no lo acepta. La pareja huye en un trasatlántico hacia Nueva Orleáns, y se embarca en una dura travesía de dos semanas sin descanso. Cuando llegan al nuevo continente, América, toman un carruaje que los conduce hasta la ciudad, pero de camino Jette se pone de parto y da a luz en Beatrice, una pequeña localidad de Misuri. Al final los dos cambian de opinión y se instalan definitivamente allí. Frederick pronto encuentra trabajo en el Nick-Nack, un bar muy concurrido, cuyo camarero, Polk, se encuentra bastante ebrio. Por la noche suelen acudir bandas y grupos de música a actuar en el local, y Frederick entabla amistad con Lomax, un pianista de raza negra. Pronto Frederick adquiere el local que resulta ser el negocio familiar y el testigo de todas las generaciones futuras de la familia.
No pasado mucho tiempo desde el nacimiento de Joseph nace Rosa, que acapara toda la atención de sus padres. Pero la situación se enfría cuando Frederick le pide a Riva Bloomberg que imparta clases de canto a su hijo Joseph, para que pueda actuar en el local y Jette se niega, pues no soportaría observar a su hijo cantar entre una multitud de borrachos. Frederick se alista para combatir en las tropas americanas, invadido por un espíritu nacionalista, y una noche cuando le escribe una carta a Jette, le pegan un tiro y muere. Cuando su mujer se entera, cae en una profunda depresión  y tristeza.
Mientras, el tiempo pasa y Joseph se convierte en un adolescente. No tarda mucho en enamorarse de Cora, la hija de sus vecinos, y gracias a la ayuda de Lomax consigue conquistarla con una canción de ópera. A partir de ese instante el autor se centra en la historia de cada una de las familias, por un lado, Joseph, Cora y sus cuatro hijos. Frank, James, que es quien relata la historia, Freddy y Teddy. Por otro lado nos encontramos con Rosa, cuyo secreto se descubre al final de la obra. La mayor parte del libro se centra en cómo las personas son fuertemente golpeadas por la enfermedad, los suicidios, la muerte, las aventuras amorosas…
Alex George relata con gran realismo los acontecimientos, que son el fiel reflejo de los ideales de cada época, de la política, del racismo y de la evolución en general, todo ello unido por el dulce sonido de la música, capaz de enlazar a las cuatro generaciones.
Por supuesto, recomiendo el libro. Los que lo lean se sumergirán en un mundo de detalles y descripciones que enriquecen enormemente el relato.

Claudia García Cobarro (4º ESO A. 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario