martes, 18 de diciembre de 2012

El club de la lucha




En El club de la lucha vemos a un protagonista ahogado por la rutina, con un trabajo que no le satisface, donde su mayor placer se basa en comprar muebles. A pesar de tener un trabajo aparentemente agotador sufre insomnio, por lo que acude al médico y este le recomienda que acuda a las reuniones para enfermos de cáncer. Y de repente, hola al sueño y a dormir noches enteras del tirón. Todo parecía perfecto hasta que llegó ella. Una extraña, una intrusa, una turista. Marla irrumpe en esas reuniones sin padecer la enfermedad. Adiós a dormir.
En un vuelo de trabajo conoce a Tyler, su ración individual de amigos más interesante. Por unos motivos u otros termina en un bar tomando una cerveza con Tyler. En la parte trasera de ese mismo bar es donde comienza todo. Tyler le pide que le dé un puñetazo, sólo para saber qué se siente. Así nace el Club de la lucha. Poco después, hombres de todas las profesiones se unen a este club que en un principio tan sólo tiene como finalidad descargas las tensiones acumuladas durante la semana pero poco a poco se va transformando en una lucha contra el consumismo. 
El hecho de que este libro sea de mis favoritos se debe a que el libro en sí se basa en la destrucción de la sociedad para romper con todo el consumismo y todas las reglas que las grandes marcas nos han impuesto sin tener muy claro cómo. A pesar de eso no da de lado el caos y revolución que provoca y, por tanto, lo peligroso que puede llegar a ser llevar un ideal como este al extremo.

Ana Robles López (1º Bach A. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario