miércoles, 5 de diciembre de 2012

Donde siempre es otoño




Donde siempre es otoño te lleva al relajante Cristal Lake, donde Ian O'Connell, un famoso escritor, pasa allí sus días de trabajo lejos de su ajetreada Manhattan. En Cristal Lake conoce a la misteriosa Elizabeth. Ambos pasan unos días maravillosos juntos. Esos días Elizabeth se muestra más misteriosa que Ian, que enseguida encuentra algo en ella que lo llena de confianza y hace que no quiera separarse nunca de ella. Pero un día Elizabeth desaparece sin dejar rastro. 
Ya en Manhattan, Ian vuelve a la realidad. Allí lo espera su prometida, ya que están a punto de casarse; pero Ian no puede dejar de pensar en aquella maravillosa mujer de Cristal Lake. Elizabeth, por otra parte, es una figura importante de la política del país. Ambos se volverán a encontrar. La historia se mueve por numerosas intrigas, amores secretos y muchas más cosas que involucran peligrosamente a la alta sociedad de NY, a la que pertenecen ambos.
A mí este libro me ha gustado mucho, porque no sólo se basa en temas amorosos sino que lo mezcla con la intriga, el secreto y el morbo, que lo hacen muy interesante. Es un libro que aconsejo y recomiendo a todo el mundo ya que es fácil de leer y una vez que empiezas te ves obligado a continuar leyendo y a acabártelo.

Marina López Frutos (1º Bach A. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario