martes, 17 de enero de 2012

La estrella más brillante




Marian Keyes nos hace situarnos en Dublín, en el edificio 66 de la calle Star, de cuatro plantas. En las cuales viven diferentes personas, con diferentes historias. Marian nos presenta a los personajes: Matt y Maeve que viven en el primer piso, que son dos personas perfectas, con un matrimonio perfecto, siendo así una pareja perfecta, pero ¿será todo realmente perfecto? Poco a poco Marian te irá desvelando los secretos; Jemina, supuesta clarividente, vive en el segundo junto a su perro “Rencor” y su hijo adoptivo Fionn, un chico encantador capaz de enamorar y desenamorarse fácilmente; en el tercero encontramos a dos polacos, Andrei y Jan, que tiene como inquilina a Lydia, una taxista con mucho genio y una lengua muy larga; y por último, en el ático, se encuentra Katie, una mujer de 39 años preocupada por su trabajo, que mantiene una relación con Conall, un hombre rico adicto al trabajo. Todos son vecinos, diferentes unos de otros y ninguno tiene absoluta constancia de la presencia de los demás, y de los cuales conocerás sus historias pero no a través de ellos mismos, sino a través de un extraño ser que los observará durante 61 días, profundizando en lo más hondo de su pasado y mostrándonos su presente y cómo han cambiado desde entonces.
La autora te dejará con la intriga de quién es ese extraño ser hasta el final del libro.



Marta Palazón Martínez (2º Bach D. 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario