jueves, 1 de diciembre de 2011

Veronika decide morir


Veronika es una joven de veinticuatro años con una vida completamente normal. Tiene trabajo, amigos, es guapa y no le faltan pretendientes, pero no es feliz. Todos los días en su vida transcurren igual y ella piensa que ya lo ha vivido todo, por lo que decide suicidarse tomándose una sobredosis de calmantes.

Su intento de suicidio no tiene el final que ella esperaba y, unos días después, despierta en un manicomio donde le explican que los calmantes le han dañado el corazón y apenas le quedan unos días de vida; pero ella no quiere esperar a la muerte y piensa en cómo suicidarse.

Pasan los días y Veronika conoce a personas que se convierten en sus amigos y cambian su vida. Experimenta sensaciones que se salen de su antigua monotonía como el odio, el miedo, la curiosidad y el amor, y se da cuenta de las muchas cosas que le quedan por vivir.

Al final, la última noche de su vida, Veronika pide salir del manicomio con Eduardo, un enfermo del que se enamora, para hacer algunas cosas que nunca habían hecho.

Es una historia entretenida desde el principio y nada predecible. Es interesante ver cómo la protagonista cambia de opinión sobre la vida cuando empieza a conocer nuevas experiencias a la misma vez que ve acercarse su muerte.

Celia Larrosa López (1º Bach A. 2011)

1 comentario:

  1. La verdad es que parece un buen libro y me dan ganas de leérmelo para poderme meter en la piel de la protagonista y ver qué cosas le hacen cambiar de opinión.

    ResponderEliminar