lunes, 12 de diciembre de 2011

La isla del tesoro




Inglaterra: 1763. Jim es un chico que vive con sus padres en una humilde posada llamada “El almirante Benbow”. Sus vidas cambiaron radicalmente el día en el que un extraño hombre se hospedó en su posada. Tras la muerte de este personaje, Jim encuentra entre las pertenencias de este un baúl que contenía un mapa que indicaba el paradero de un tesoro. Junto con el doctor Livesey y el señor Trelawney, embarcan en una gran aventura a bordo de la Hispaniola.
Sin embargo, un grupo de piratas también van detrás del preciado botín. El cabecilla del grupo, un extraño personaje con pata de palo y aparentemente muy amable, hará lo posible para enrolarse en la tripulación de nuestros tres aventureros y llevar consigo al resto de sus camaradas. Esta serie de acontecimientos harán que en nuestro viaje, especialmente a la llegada a la isla del tesoro, se produzca una lucha de ingenio entre los piratas y nuestros tres protagonistas. Superando todo pronóstico, un inesperado personaje que les esperaba en la isla hará que se decida la suerte tanto de unos como de otros.
Este libro es una clásica novela de aventuras apta para todo tipo de lectores. No tiene ningún tipo de complicación a la hora de leerlo ya que tiene un vocabulario sencillo y cuenta una historia lineal sin dobles sentidos ni interpretaciones. Todo esto lo sopesa un ambiente de intriga y tensión muy bien conseguido por parte del autor.



Jaime Peñaranda (1º Bach A. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario