lunes, 19 de diciembre de 2011

El juramento



Ludania es un reino donde las personas deben hacer un juramento diario. Cada clase social está cerrada y es condenado a muerte hablar un idioma que no sea el tuyo. Esto será una gran amenaza para la vida de Charlaina, ya que comprende todos los idiomas. Por eso, los padres de Charlie y de su hija menor, Angelina, se ven obligados a ocultarles que pertenecen a la nobleza y las convencen de que son de la clase social de los Comerciantes. Sin embargo, es inevitable que Charlie descubra este secreto.
Tras un percance, en el restaurante de sus padres, con una joven de una clase superior, Sydney; su mejor amiga que es muy extrovertida, Brooklynn, la acompaña a un club donde se enamora a primera vista de Max, un joven que le oculta su origen. Este joven es hermano de Xander, jefe de los rebeldes que están en contra de la reina, su abuela. La revolución está próxima y la reina necesita una descendiente real para instalar su “esencia” en el otro cuerpo, así gobernará durante más décadas. A lo largo de la guerra, Charlie y su familia están protegidos por su amado, sus padres y sus amigos, principalmente: Aron, Xander, Brooklynn, quien pertenece al grupo de los rebeldes. Sin embargo, la reina secuestra a sus padres y a su amigo, Aron, para obligarla a que le permita ocupar su cuerpo. A pesar de ello, mantiene su promesa y se niega. Pero cae en la trampa de la reina, pues tenía en su poder a Angelina y a Eden, el amor de Xander, quien al verla tumbada en el suelo se derrumba. En ese momento, Charlie acepta el capricho de la malvada reina. Pero Angelina, gracias a su don de salvar vidas, la protegió junto a sus seres queridos. Finalmente, el deseo de Xander se hizo realidad, a pesar de que la “esencia” de la reina alberga en los sueños de Charlie.
En mi opinión es un libro cautivador para aquellas personas que creen que el amor rompe maldiciones. Es un libro que forma parte de una trilogía, por lo que espero continuar una lectura fascinante.


Katrina Gómez (1º Bach B. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario