lunes, 31 de octubre de 2011

Sueña



Cada vez que alguien sueña, Jannie Hannagan se ve arrastrada a su sueño. Da igual que esté conduciendo, estudiando o incluso ella misma durmiendo. Se vuelve como inconsciente y, a continuación, examina el “diario” personal nocturno del soñador.
Cuando en el “diario” se ven cosas buenas, no pasa nada. Cuando el dormido despierta, ella lo hace lo hace con él y punto.
El problema viene cuando el sueño resulta ser una pesadilla porque en éstas los protagonistas del sueño le piden ayuda. Siempre. Y ella nunca puede ayudarles. Le resulta imposible.
A esta impotencia, se suma el hecho de que al salir del sueño se le duermen las manos y la vista se queda en negro. Y estos síntomas cada vez van a peor. Además, hay que sumarle también tener que cuidar a su madre borracha, el deber de trabajar en una residencia de ancianos en su poco tiempo libre para pagarse la universidad y compaginar todo esto con sus estudios. No es una vida muy deseada que digamos.
El único refugio que le queda es su amiga Carrie y últimamente ni eso.
Pero su vida empieza a cambiar cuando un chico problemático, Cabel, entra en ella. Drogas y alcohol; crimen y acción; odio y amor es lo que hace a este libro especial.
Es una saga formada por 3 tomos: Sueña, Teme y Huye. Cada uno es más interesante que el anterior y la historia se complica cada vez más hasta el punto que te parece imposible que pueda acabar bien. Para averiguarlo hay que leérselo.
Está narrada en presente (sinceramente prefiero el pasado) pero en este caso entras completamente en la historia y se hace así más fácil y entretenida para los ratos libres. Me ha gustado y lo recomiendo a todo el mundo en general.


Miriam Tortajada Gomariz (4º ESO E. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario