lunes, 17 de octubre de 2011

Irrealidades Virtuales



Irrealidades Virtuales es la más extensa antología de cuentos del escritor Alfred Bester hecha hasta la fecha. Bester, afincado en el terreno de la ciencia ficción, fue un prolífico escritor durante la década de los 40-50, siendo muy conocido por sus publicaciones de cuentos en las revistas de ficción del momento (las pulp fictions americanas).
Bester propone en sus relatos una nueva forma de ver la ciencia ficción, más atrevida, y supuso en cambio en el género, no solo por los temas (aunque para nosotros, quizás, tras años de sobreexposición nos sepan a poco), sino por la forma de contarlo, jugando con el tiempo y la persona para llevarte justo donde el escritor quiere que estés.
La antología agrupa diecisiete relatos suyos: Desapareciendo, Oddy y Ello, Estrellita estrellita, 5.271.009, Tiernamente Fahrenheit, La elección de Hobson, Acerca del tiempo y la tercera avenida, el tiempo es el traidor, Los hombres que asesinaron a Mahoma, El hombre pi, Ya no hacen la vida como antes, ¿desea esperar?, el orinal floreado, Adán sin Eva, Y quedan 3 ½, Galatea Galante y El diablo sin gafas.
Los que más destacan son sin duda Tiernamente Fahrenheit, en el que se cuenta la huida de un hombre y un robot del que no se puede desembarazar y que deja un reguero de cadáveres por allá a donde va; Oddy y Ello, donde se cuenta la historia de un chaval con demasiada buena suerte; ¿Desea esperar?, en la que un hombre le vende su alma al diablo, pero no todo sale como lo ha esperado...; Desapareciendo cuenta cómo en un pabellón especial de un hospital de guerra desaparecen misteriosamente los pacientes para reaparecer al poco tiempo...
Definitivamente es un libro que cualquier amante de la ciencia ficción debería leer. Salvo algunos relatos quizás demasiado técnicos no se hace nada pesado y sólo leer los títulos de los cuentos ya incita a leer. Además, es especialmente interesante cuando se sabe la repercusión que ha tenido su obra en la cultura posterior, especialmente en el cine. Ha influenciado a directores de la talla de David Cronenberg, e inspirado en su temática a películas como Gattaca o Los Cronocrímenes, de Nacho Vigalondo.


Juan Francisco García Miñano (2º Bach F. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario