domingo, 11 de septiembre de 2011

Tinieblas



Al intentar salvarle la vida a Damen en una lucha con Román, le dio una pócima y ella vertió su sangre en ella, para poder resucitar a Damen. Pero Ever ahora no puede tocar a Damen. Ever tiene que buscar un antídoto, pero el único que lo tiene y es capaz de romper el hechizo es Román... y le pide que abandone a Damen para irse con él. Pero Ever se niega: ama a Damen.

Damen consigue desarrollar una especie de aura que permite que puedan"tocarse". A Sabine, la tía de Ever, no le hace mucha gracia que los dos chicos estén juntos y le quiere buscar un trabajo de verano haciendo prácticas en la oficina del bufete de abogados, pero a Ever no le satisface ese puesto y decide buscar un trabajo por sí misma. Acude entonces a la librería parapsíquica donde conoció a Ava, pero en vez de encontrarse con ella se encuentra a su "nieto" Jude. Ever le hace una lectura a Jude con sus poderes y éste la contrata como vidente. Ever se encuentra con las gemelas que se fueron al exilio por culpa de la caza de brujas y decide ayudarles. Las lleva ante Damen y éste intenta auxiliarlas con sus poderes. Ever descubre el libro de las sombras en la tienda y al intentar romper el hechizo que Román les echó a ella y Damen desata las fuerzas de las sombras. Y para colmo tendrá que decidirse entre su mejor amiga y Damen...

Este libro me ha gustado mucho. El argumento va fundamentalmente sobre amor, pero también se muestran otras cosas que atraen a los lectores jóvenes, como una chispa de magia y dos inmortales que no pueden tocarse gracias a un hechizo. Cuando ven que consiguen superar ese obstáculo entra otra persona en la vida de Ever, que ha estado presente en todas sus reencarnaciones, la cual complicará las cosas entre Damen y ella. Está genial por eso, porque las cosas inesperadas están presentes en los mejores momentos. Y el final nos deja con una curiosidad...


Cristina Molina Ruiz (2º ESO B. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario