domingo, 24 de julio de 2011

El paseo



Un día temprano en la playa, cuando no hay nadie y el respirar de las olas se puede escuchar sin ningún esfuerzo, un hijo desea con todo su alma volver a estar con su padre.
Y entonces lo ve llegar sonriendo.
Tras saludarlo, los dos montan en una barca, deslizándose plácidamente sobre el mar azul. Desembarcan.
Caminan despacio sobre la arena hasta un quiosco y se quedan contemplando el mar. Pronto anochece.
Al hijo le parece injusto no tener tiempo para los dos...pero no es verdad, han tenido este día.
Se dicen todo lo que siempre se querían decir y nunca han tenido el valor de decirse.
Querría no dejarlo marchar... pero le suelta la mano. Le sonríe. Lo ve desaparecer lentamente bajo el cálido sol rojo.


Mª Consuelo Pardo Gil (1º ESO B. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario