lunes, 6 de junio de 2011

El secreto



Pierre Morin es un joven de dieciocho años que vive en un pueblecito de Francia junto a su madre Emilie, a quien llaman "La viuda" porque nadie sabe quién fue el padre de Pierre. Todo el mundo sabía que el chico no es igual que los demás, no apreciaba los buenos materiales sino los naturales. Sus pasiones eran la naturaleza y los animales.

En una de sus frecuentes escapadas nocturnas le ocurre algo, algún suceso extraño, pero él explica que sólo fue un accidente. Nadie quiere seguir insistiendo, pero Pierre se escapa cada noche al pequeño pedregal donde ocurrió el accidente y pasa allí la mayor parte de su tiempo. Un día recibe una gran herencia de una mujer a la que devolvió una bolsa de monedas: recibe una gran casa y dos hectáreas de campo. Él y su madre se van a vivir allí, pero ella enferma de tuberculosis y a los pocos meses muere. Al estar solo decide comprar el pedregal, pero al dueño le costó mucho dárselo. Después le paga una buena oferta y se lo queda. Todo el pueblo está muy intrigado, y quieren saber el secreto que guarda el joven en ese misterioso lugar. Deciden entrar al pedregal para obligar a Pierre a que les dé parte del tesoso que, según creen, oculta allí. Al amanecer, una manada de lobos acude para ayudar a Pierre, a quien han herido, y todos los hombres desaparecen por miedo. Éste es el secreto que Pierre había guardado tantos años y que le llenaba de alegría cada mañana.


Este libro me ha sorprendido bastante, porque te hace pensar sobre las preferencias de los seres humanos, lo que les alegra en esta vida. Y que muchas veces lo natural puede superar a las cosas artificiales. Explica muy bien la vida plena pero a la vez desgraciada de un joven con un final trágico, aunque experimente al morir la sensación más bonita del mundo.


Miranda Martínez Hernández (2º A ESO. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario