miércoles, 27 de abril de 2011

Renacer



Bianca pensaba que después de convertirse en un espectro nada podría interponerse entre ella y Lucas, pero se equivocaba. Por intentar salvar el trágico destino de su amor, Bianca, Lucas se convierte en un vampiro que no puede contener sus ansias de sangre y, mientras tanto, Bianca debe soportar con tristeza el sentimiento de soledad, de no poder ser vista por nadie, de no poder llorar y formar parte de un mundo, que sin más remedio la consume por segundos. Pero Bianca no pierde esperanzas y junto a sus amigos (Balthazar, Dana, Raquel, Vic y Rudolf) y su novio luchará hasta el final para ayudar a Lucas a superar su transformación y el rechazo de su madre y salvar a todos los espectros vagantes de la academia de Medianoche. Allí fue donde comenzó todo. Donde Bianca conoció y se enamoró de Lucas, conoció a sus amigos y donde ellos descubrieron que era un vampiro. Para ello, volverán a Medianoche y convivirán con el resto de los alumnos a la vez que deberán pasar desapercibidos para la Cruz Negra e investigarán el pasado y los planes de la señora Bethany que parece ser que no trama nada bueno. Bianca posee un amuleto, un broche, que hace que cuando lo toque pueda materializarse, pero el resto del tiempo, tan sólo es un espíritu que deja una estela de escarcha por donde pasa. Mientras tanto, Lucas es atacado por Charity (la persona que lo convirtió en vampiro) en sueños.
En realidad ambos están muertos. La señora Bethany le propone una solución a Lucas para poder volver al mundo de los humanos, de los mortales, pero esta solución no le gustará nada a Lucas, ya que para ello hay que dar caza y matar a todos los espectros de Medianoche, incluyendo a Bianca.
El libro me ha gustado mucho, la verdad. En él se refleja cómo un sentimiento tan fuerte como el amor hace que una persona pueda llegar a sacrificarse tanto e incluso a dar su vida por otra. Bianca y Lucas son uno sólo y hacen cosas increíbles el uno por el otro. Esta es la cuarta parte de la historia. Hay tres más: Medianoche, Adicción y Despedida, que espero tener el gusto de poder leerlas también.


Laura García Cobarro (2º ESO A. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario