viernes, 8 de abril de 2011

Los árboles de Gauguin


Isabel Fontana, mujer española de mediana edad, reside en Estados Unidos junto a su marido Enrique. Llegó un momento en el que se le juntó todo. Las evidentes infidelidades de su marido son sabidas por todo su entorno. Antes, Isabel lo dejaba estar; no le recriminaba nada y fingía ser feliz, pero ha llegado la hora de tomar las riendas de su vida, aún con su miedo de que su único vínculo familiar, su marido, no la apoye en su ilusión de abrir una tienda de restauración de muebles antiguos.

Su marido, acostumbrado a conseguir todo lo que quiere, sigue con su jovencísima amante e intenta convencer a su mujer de que su sitio está en casa, haciendo lo de siempre. Pero esta vez Isabel quiere realizar su sueño. Le planta cara a su marido de tal manera que le sorprende, dejando de estar en segundo plano. Conoce a Julián, un español que está de intercambio en la casa de los vecinos. El joven le recuerda a su primer amor, Elías, con el que tuvo una historia inacabada por situaciones adversas. Entabla una amistad con Julián e intenta descubrir el porqué de su parecido con Elías.

Finalmente descubre que son padre e hijo. Por un accidente, Julián es ingresado en un hospital gravemente, y los tutores del joven le piden a Isabel que se comunique con Elías. Ella acepta, aunque no sabe cómo abordar el tema; cómo tratar a su aún recordado primer amor después de tantos años… Se produce el reencuentro y, con ello, Isabel hace un recuento de todos los pros y los contras de su vida hasta ahora, de sus fracasos, sus amistades, sus miedos, su relación con su marido… Y la resolución es comenzar su vida desde cero; construir todo desde el principio, siendo más egoísta e iniciando una nueva relación.


Karima Kaf (2º Bach D. 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario