domingo, 10 de abril de 2011

Charlie y la fábrica de chocolate


Era un chico que no tenía dinero y al que le encantaba el chocolate. Sólo podía comer una barrita al año: se la daban por su cumpleaños. Enfrente de su casa tenía una fábrica de chocolate. Fábrica Wonka elaboraba el mejor chocolate de la ciudad, pero pasó algo extraño: que no se supo nada del señor Wonka durante 10 años. Y un día salió en la tele la noticia de que el señor Wonka había propuesto que quien encontrase 5 billetes de oro que había en sus barritas de chocolate podría visitar la fábrica y conocer todos sus secretos.

Ahí empieza la aventura, comiendo tabletas de chocolate. El primero se llevó Augustus Gloop; después fue Veruca Salt, una niña muy caprichosa que siempre obtenía lo que deseaba. Después la consiguió Violet Beauregarde, a quien le encantaba comer chicle. El siguiente afortunado fue Mike Teavee, un adicto a la televisión, juegos...

Charlie ya se pensaba que iba a ser imposible que ganara él, porque sólo quedaba por aparecer un billete de oro. Un día encontró dinero en la calle y se compró dos tabletas de chocolate... Y en la segunda estaba el milagro: ahí estaba el billete.

Y ahí comienza todo...

Este libro me ha gustado mucho, porque va de aventuras, intriga, etc. En general, lo que más me ha gustado es cuando Charlie se encuentra la moneda y se apresura a comprar el chocolate. Este libro ha estado muy bien.


Noelia Ortega Meseguer (2º ESO B. 2011)

2 comentarios:

  1. Como se nota que no has leido el libro, esto está plagiado de la película.Cuando encuentra el dinero en la calle se compra la que lleva el billete, pero anteriormente el abuelo Joe le da "sus ahorros secretos" para que se compre una para ver si lle va el billete pero no hay suerte, Si te referías a eso explícate mejor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este artículo tan interesante. Tengo que leerme el resto del blog sin falta. Pásate por esta web y échale un vistazo a estos Libros

    Un abrazo

    ResponderEliminar